La Vida

Resiliencia: Cinco consejos para aumentar la resistencia mental

de Mag. Margit Weichselbraun
el 24.11.2022

Pippi Calzaslargas, Harry Potter y La Cenicienta son personajes que tienen en común su resiliencia. Las historias con este tipo de protagonista nos atraen como si se tratara de magia. A pesar de todos los conflictos, estos héroes se enfrentan a desafíos casi insuperables y, como el ave fénix, resurgen aún más fuertes de las cenizas. No obstante, en la vida real también podemos encontrar personas resilientes que no se dan por vencidas y que se caracterizan por una fortaleza interior y una resistencia mental admirables. A continuación, vamos a explorar la palabra mágica "resiliencia" y revelar las siete claves necesarias para convertirnos en el héroe resistente de nuestra propia vida.

¿Qué es la resiliencia y qué influye en ella?

La resiliencia nos ayuda a enfrentarnos a las crisis, los contratiempos o las pérdidas y a volver más fuertes de las etapas más estresantes. Este tipo de resistencia mental varía de una persona a otra, pero no es inmutable. Según los investigadores, la capacidad de resiliencia individual se ve afectada por varios factores: algunos factores de protección son el optimismo y la autoeficacia, es decir, la confianza en uno mismo y en las propias capacidades. Los factores de riesgo incluyen la fijación en problemas o los trastornos mentales.

Las personas resilientes afrontan las situaciones difíciles o estresantes más fácilmente. Mientras que algunos se acercan al abismo y dicen “¡no puedo más!”, las personas perseverantes manifiestan una gran fortaleza interior. Están muy seguras de sí mismas, muestran una gran dosis de resistencia y pueden hacer frente a los contratiempos. Es más, crecen por medio de los desafíos y, por tanto, se hacen aún más fuertes.

¿Es la resiliencia una fortaleza?

La resiliencia es un tipo de fortaleza interior que nos ayuda a soportar el estrés y las crisis. Las personas resilientes no se dejan vencer por los golpes del destino, sino que se levantan más rápido y vuelven a vivir sus vidas como antes.

¿Cuáles son los siete pilares de la resiliencia?

Nuestra capacidad de resiliencia personal se ve afectada por siete aptitudes que conforman los siete pilares de la resiliencia* (también llamados “factores de resiliencia”).Cuantas más características de este tipo reúna una persona, mejor será su capacidad individual para gestionar el estrés y las crisis.

* The Resilience Factor (factor de resiliencia) según los científicos estadounidenses Karen Reivich y Andrew Shatté

1. Aceptación:

las personas resilientes pueden aceptar más fácilmente que no tienen control sobre todo en la vida e incluso sacan provecho de las circunstancias.

2. Optimismo:

la vida es mucho más fácil con una buena dosis de optimismo. Esto también se aplica a las situaciones difíciles de la vida. Las personas resilientes tienen confianza en el futuro y consideran que las crisis son circunstancias adversas temporales que pueden superarse.

3. Rechazo del rol de víctima:

los que asumen el rol de víctima pierden la oportunidad de recuperarse de los contratiempos y de perseguir con más fuerza sus objetivos. Las personas resilientes piensan de manera distinta: creen en sí mismas y prefieren ser proactivas.

4. Orientación a las soluciones:

todos los problemas tienen solución.Las personas resilientes no se centran en sus problemas, sino en las posibles soluciones.

5. Asunción de responsabilidades:

“Cada persona forja su propio destino” es un viejo dicho. Las personas resilientes son conscientes de este hecho. Asumen la responsabilidad de su propia vida y no culpan a nadie de los apuros en los que se puedan encontrar.

6. Orientación a la formación de redes:

en las crisis o situaciones estresantes, a veces es positivo buscar apoyo. En situaciones difíciles de la vida, las personas resilientes se mantienen cerca de las personas adecuadas, es decir, las que ofrecen apoyo y ánimos.

7. Preparación ante el futuro:

las personas resilientes miran hacia adelante y establecen objetivos para el futuro. Este tipo de orientación hacia el futuro es un motor de salud para la vida. Si alcanzan sus objetivos, consiguen más fuerza y energía para enfrentarse a situaciones nuevas.

Cinco consejos: ¿Cómo puedes aumentar tu propia resiliencia?

Una dieta saludable con frutas y verduras ricas en nutrientes es beneficiosa para nuestro sistema inmunitario. Pero, ¿cómo puedes fortalecer tus defensas mentales?

1. Establece objetivos:

ordenar un cajón, hacer diez minutos de yoga o beber un litro y medio de agua. Las personas que se proponen pequeños objetivos diarios y los alcanzan refuerzan la confianza que tienen en sí mismas y en su propia resiliencia.

2. Sonríe con alegría:

la sonrisa es un arma secreta que no se debe subestimar. Incluso si la sonrisa no es sincera, actuar como si lo fuera estimula el centro emocional de nuestro cerebro y logra que nos sintamos más felices y menos estresados. Así que, si tienes un mal día, enfréntate a él con una sonrisa. Es posible que el mundo te sonría de vuelta.

3. Muestra cariño:

los humanos somos animales sociales. El contacto con seres queridos (reírse juntos, verse, compartir ideas...) no solo llega al corazón, sino que también es medicina para el alma. Aquellos que se rodeen de las personas adecuadas conseguirán ser más fuertes y tener más confianza en sí mismos, y también recibirán buenos consejos.

4. Alimento para cuerpo y alma:

una pequeña siesta, un paseo por el bosque o un baño relajante. Cuidar de uno mismo y descansar con regularidad es como comer una manzana al día para nuestras defensas psicológicas. Cuidar de uno mismo ayuda a reducir el estrés físico y mental. Además, comer saludable, dormir suficiente y hacer ejercicio frecuente favorece nuestra salud física y mental, y, por tanto, nuestra resiliencia.

5. Haz limonada:

“Si la vida te da limones, haz limonada”. Según este lema, deberíamos enfrentarnos a la vida con buen humor y optimismo y aprovechar al máximo cada situación. A veces, un simple cambio de perspectiva es suficiente, ya que todas las crisis presentan la oportunidad de crecer y de salir fortalecido.

biogena-line
Antistress Formula®

Antistress Formula® (Fórmula Antiestrés®) con extracto de raíz de ginseng, magnesio y vitaminas B para mejorar el metabolismo nervioso y la concentración, p. ej. con estrés y para bienestar y rendimiento en los momentos de mayor esfuerzo corporal y psíquico.

Ir al producto: Antistress Formula®
34,90 €
Antistress Formula®

Vitaminas y minerales: ¿Qué ayuda en los periodos de mayor estrés y fatiga?

Ya sea en un camino cuesta arriba o cuesta abajo, las vitaminas y los minerales (micronutrientes) nos acompañan en la vida tanto en lo bueno como en lo malo. Las personas que obtienen todos los micronutrientes importantes son eficientes y aguantan bien las exigencias del día a día. Por desgracia, solemos comer comida rápida y picar alimentos poco saludables cuando estamos estresados, lo que dificulta seguir una dieta equilibrada. Por este motivo, los suplementos nutricionales de alta calidad pueden ayudar a reponer vitaminas y minerales importantes en periodos de estrés.

Minerales: una amplia gama entre la que elegir.

El magnesio es el mineral por excelencia para los niveles elevados de estrés. Favorece el funcionamiento normal de la mente y del sistema nervioso y contribuye a la reducción de la fatiga y el agotamiento. El potasio también tiene demanda en situaciones de estrés. Este mineral contribuye al correcto funcionamiento del sistema nervioso y a mantener una presión arterial normal. El zinc y el selenio, que son oligoelementos, también son buenos compañeros durante los periodos de mayor estrés. Ambos ayudan a proteger las células frente al estrés oxidativo.

Vitaminas B: una sabia elección.

Un metabolismo energético que funciona correctamente y un sistema nervioso estable son la base necesaria para responder con éxito al estrés y otras tensiones. Las vitaminas B entran en juego cuando se necesita tener una resistencia y un rendimiento mentales altos. Esto se debe a que las vitaminas B12 y B6, la tiamina, la riboflavina, la niacina, el ácido pantoténico y la biotina favorecen el metabolismo energético normal.Además, la riboflavina, las vitaminas B6 y B12, el ácido fólico, el ácido pantoténico y la niacina contribuyen a la reducción de la fatiga y el agotamiento. La tiamina, la biotina y la niacina también ayudan al funcionamiento normal de nuestro sistema nervioso. Cuando el ajetreo del día a día supone un desafío para tu rendimiento mental, el ácido pantoténico puede resultar útil. Por tanto, el suministro adecuado de vitaminas B es especialmente importante en los periodos estresantes de la vida.

Sueño: una fuente subestimada de aún más resiliencia.

El sueño reparador ayuda a la higiene mental, permite el tratamiento del estrés y refuerza los procesos importantes de aprendizaje y adaptación. Por tanto, las noches de poco descanso perjudican nuestro bienestar y rendimiento. Los adultos que deseen tomar micronutrientes para dormir mejor por la noche pueden elegir entre distintos suplementos dietéticos especiales, como extractos de bufera o de lúpulo. La bufera favorece la fase de conciliación del sueño, mientras que el lúpulo contribuye a un sueño normal. Nutrientes como el magnesio o la vitamina B6 son suplementos útiles que sirven de apoyo a las funciones del sistema nervioso.

El trío tradicional de hierbas para aumentar la vitalidad física y mental.

“Hay una hierba medicinal para todo”. Esta frase simboliza lo que encontramos en el mundo vegetal cuando buscamos ayuda en situaciones de estrés. Una estrategia natural para mejorar la resiliencia puede ser tomar extracto de tubérculo de maca, raíz de ginseng y planta de guaraná. Mientras que la maca contribuye al rendimiento de cuerpo y mente, el ginseng y el guaraná aumentan la vitalidad de estos. Como los tres extractos de plantas se complementan perfectamente entre sí, su combinación es especialmente beneficiosa.

biogena-line
Melatonina en gotas

Ayuda a conciliar el sueño más rápidamente y a reducir el desfase horario

Compara gotas de melatonina
27,90 €
Melatonin Tropfen

Conclusión: los micronutrientes son compañeros valiosos y herramientas esenciales cuando nos enfrentamos a los altibajos de la vida.

Literatura del autor

Más artículos
Reducir el estrés - 7 consejos para combatir el estrés
Reducir el estrés - 7 consejos para combatir el estrés
El estrés no es un mal de moda, sino una realidad. Según un estudio, el 75 % de todos los trabajadores alemanes sufren estrés ocasionalmente o con frecuencia. Entonces, ¿qué es exactamente el estrés, qué lo provoca y qué estrategias existen...
Leer más
de Mag. Margit Weichselbraun
el 28.10.2022
Estrés oxidativo: cómo se produce y cómo reducirlo
¿Qué hace que los tomates se pudran, que las flores se marchiten y la piel envejezca?Son los procesos oxidativos que tienen lugar en presencia del oxígeno.Aunque la oxidación forma parte de nuestra vida como el aire que respiramos, el exceso de...
Leer más
de Mag. Margit Weichselbraun
el 13.12.2021
Cortisol: la hormona del estrés bajo la lupa
El cortisol es un arma de doble filo: aunque la hormona del estrés es indispensable para que hagamos frente al estrés, los niveles elevados de cortisol pueden pasar factura a nuestra salud a largo plazo. Respondemos a las preguntas más...
Leer más
de Mag. Margit Weichselbraun
el 26.02.2021