Longevity

En los últimos años, la investigación científica antienvejecimiento ha descifrado muchos mecanismos que favorecen el envejecimiento biológico y, al mismo tiempo, ha proporcionado puntos de partida para mantener una alta calidad de vida durante mucho tiempo.

biogena-line
15 de 15 resultados mostrados

Antienvejecimiento

Nuestras células cambian su funcionamiento y sus necesidades a lo largo de nuestra vida. Nuestro cuerpo necesita ayuda a través de los nutrientes para poder afrontar el estrés diario de forma ideal y para que nuestra belleza irradie de cada célula.

Definición: ¿Qué se entiende por antienvejecimiento?

El término “antienvejecimiento” hace referencia a las medidas destinadas a evitar, reducir o ralentizar los procesos de envejecimiento y sus efectos secundarios negativos (como las enfermedades crónicas) mediante la prevención, el diagnóstico precoz y la terapia. El objetivo no es solo conseguir más años de vida, sino también llenar la vejez con más vida.

Antienvejecimiento natural: viva de forma sana

El antienvejecimiento no es un término protegido. Por lo tanto, puede utilizarse en la industria cosmética, por ejemplo, así como en la ciencia nutricional o en la terapia deportiva. Algunas medidas antienvejecimiento pueden ser: Una alimentación equilibrada, un poco de deporte, el movimiento diario, el aire fresco y la renuncia a la nicotina así como el consumo moderado de alcohol. Cada uno de estos puntos encaja como una piedra de mosaico en los cimientos sobre los que se asienta una larga vida llena de energía.

Glutatión

El glutatión no sólo tiene la capacidad de hacer inofensivos a los radicales libres, sino que también tiene la propiedad especial de reciclar otros "eliminadores de radicales", como la vitamina E, la coenzima Q10 o la provitamina A, que ahora se han convertido en radicales por su reacción de defensa, para que puedan seguir siendo utilizados por el organismo.

Ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos omega-3 protegen los llamados telómeros, que son los extremos de los cromosomas en cada célula. Con cada división se acortan ligeramente, hasta que se vuelven tan pequeños que la célula ya no puede dividirse y, por tanto, envejece. Varios estudios antienvejecimiento sugieren que los ácidos grasos omega-3 también combaten los procesos inflamatorios del organismo, que acortan aún más los telómeros, y por tanto aceleran el proceso de envejecimiento.

Vitamina D3

La "vitamina del sol" tiene probablemente muchos más efectos positivos que los ya conocidos en cuanto a la estabilidad de los huesos y el funcionamiento del sistema inmunitario. Científicos del Instituto Buck para la Investigación del Envejecimiento, en Novato (California), han demostrado que la vitamina D influye en una "rueda de ajuste molecular" que daña las proteínas en función de su orientación. Estos trozos de proteína se depositan posteriormente de forma incontrolada y -en sentido figurado- cortan el aire a las células sanas. La vitamina D puede contrarrestar este proceso.

Vitamina C

Como eliminador de radicales y formador de colágeno, la vitamina C también puede considerarse un agente antienvejecimiento. Además, la vitamina C tiene un efecto de contención del almacenamiento excesivo de melanina en la epidermis y, por tanto, puede contrarrestar las manchas de la edad.

Vitamina A/Pro-Vitamina A/Beta-Caroteno

En un complejo proceso de la visión, la vitamina A asume la función de traducir la energía luminosa incidente en los correspondientes impulsos nerviosos y también apoya a las células pigmentarias en su regeneración. Un aporte suficiente de vitamina A es importante para conservar la visión.

Resveratrol

El resveratrol también se denomina a veces la "sustancia activa del vino tinto" o la "molécula de la longevidad". Se encuentra preferentemente en la piel de la uva y pertenece a los polifenoles. El resveratrol no sólo es un potente antioxidante, sino que también participa en la contención de los procesos inflamatorios. Sin embargo, el resveratrol adquiere su posición destacada en la investigación antienvejecimiento por su capacidad de simular la carencia de calorías en el organismo, hasta ahora el método más eficaz conocido para prolongar la vida.

OPC (proantocianidinas oligoméricas)

El OPC también pertenece a las sustancias vegetales secundarias, pero es anfifílico. Esto significa que el OPC combate poderosamente los ataques de los radicales libres tanto en entornos grasos como acuosos. El OPC también refuerza las estructuras colágenas de los tejidos y "sella" las paredes vasculares. Se "pega" -metafóricamente hablando- a las proteínas del colágeno y la elastina y las protege de las alteraciones externas para que puedan continuar su producción de nuevas células para el tejido cutáneo sin ser molestadas.


Producto recomendado: OPC Resveratrol Formula

La espermidina

Una fuente natural de juventud para nuestras células: La espermidina es una sustancia natural endógena que estimula a nuestras células para que realicen la autolimpieza (autofagia), lo que las mantiene frescas y vigorosas. A medida que pasan los años, la concentración de espermidina en nuestras células disminuye, por lo que la ingesta de suplementos se considera una estrategia prometedora para lograr un envejecimiento saludable.

Producto recomendado: Spermidin Superior

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un componente elemental del tejido conectivo situado entre las células individuales de la piel, en el que el colágeno y la elastina proporcionan firmeza y elasticidad. El ácido hialurónico actúa como humectante porque puede fijar grandes cantidades de agua. Con la edad, no sólo el colágeno se degrada, sino que también la sustancia de relleno que lo sustenta pierde volumen y se encoge literalmente, lo que causa arrugas.

Vitamina B7/Biotina

La biotina activa importantes reacciones enzimáticas, que a su vez son un requisito previo para los procesos metabólicos esenciales. En particular, la biotina desempeña un papel destacado en la formación de nuevas raíces del cabello y en la estimulación de las células epidérmicas. Por ello, la biotina suele denominarse la "vitamina de la piel y el cabello".

Zinc

El zinc se caracteriza por su eficaz poder antioxidante. Este oligoelemento interviene también en la renovación celular, desempeña una función destacada en el mantenimiento de una visión normal y favorece el sistema inmunitario.

Vitamina E

La vitamina E es un activo eliminador de radicales libres que también mantiene bajo control las enzimas implicadas en la producción de mensajeros inflamatorios.

L-carnitina

La L-carnitina es una combinación armoniosa de los dos aminoácidos esenciales lisina y metionina. Este compuesto proteínico trabaja en el ámbito del transporte: la L-carnitina transporta ácidos grasos a la mitocondria. Numerosos estudios apoyan la hipótesis de que la L-carnitina no sólo interviene de forma significativa en el fortalecimiento de los músculos, sino que esto también se aplica al músculo cardíaco en particular. Los estudios estadounidenses también dan fe de la influencia positiva de este compuesto proteico en la resistencia, la concentración y la regeneración.

La serie de agentes activos a los que se pueden atribuir efectos antienvejecimiento con la conciencia tranquila podría ampliarse con varios "candidatos" más, por lo que no pretende ser completa. Aunque la ciencia médica aún está lejos de haber aclarado en detalle el proceso de envejecimiento en todas sus facetas, los resultados existentes proporcionan puntos de partida para un antienvejecimiento muy práctico: También y sobre todo mediante el uso de suplementos dietéticos.

6 consejos más contra el envejecimiento:

Deporte:

El ejercicio es un arma eficaz contra el envejecimiento. El deporte de resistencia no solo fortalece el corazón, la circulación, el sistema inmunitario, los músculos, los huesos y articulaciones fuertes, sino que también se dice que protege en cierta medida del cáncer y el Alzheimer. Según un estudio, los hombres que hacen footing viven de media 6,2 años más que los que se mantienen inactivos, mientras que en el caso de las mujeres son 5,6 años*.

Peso óptimo:

Mantener un peso saludable es lo ideal para cualquier edad. Por otro lado, tener sobrepeso durante años o décadas puede aumentar el riesgo de padecer ciertas enfermedades (por ejemplo, diabetes o enfermedades cardiovasculares), que a menudo solo se manifiestan en la última etapa de la vida y cuestan a los afectados tanto calidad de vida como tiempo.

Relajación:

El estrés duradero no solo es perjudicial para la salud, sino que acelera el proceso de envejecimiento. Por lo tanto, reduce el estrés en tu vida de forma periódica escapando regularmente de tu rutina diaria y utilizando tu tiempo libre para relajarte.

Tiempo para socializar:

Los seres humanos somos animales sociales desde que nacemos. Los amigos y la familia no solo son importantes para nuestro bienestar, sino que el contacto social también activa nuestro cerebro y, por tanto, contrarresta la demencia.

Aprendizaje:

Un nuevo idioma, un nuevo instrumento musical, una nueva habilidad artesanal: ¡nunca es tarde para aprender algo nuevo! Realizar actividades variadas a diario mantiene nuestro cerebro en funcionamiento y combate la demencia.

Piel:

Muchas personas también quieren dar marcha atrás al envejecimiento visualmente. Aunque no existe una fórmula mágica contra el envejecimiento de la piel, es posible ejercer una influencia positiva en ella hasta cierto punto. Entre otras cosas, el cuidado adecuado de la piel tanto interno como externo, la ingesta saludable de líquidos, dormir lo suficiente, así como abstenerse de consumir alcohol, del tabaco y de tomar mucho el sol, contrarrestan el envejecimiento prematuro de la piel.   

Aeróbic, el arma contra el envejecimiento: mantiene en forma tanto la cabeza como el cuerpo

Si quieres mantener tu cerebro fresco, será necesario que sudes un poco. Esto es porque el aeróbic, el deporte de moda de los años 80, parece ser el mejor ejercicio para el cerebro de las personas mayores, según un estudio estadounidense. Por ejemplo, los ejercicios de aeróbic produjeron una pequeña pero significativa mejora en la capacidad de razonamiento de los participantes en el estudio, que sufrían demencia leve.

Investigación antienvejecimiento: Apoye la salud de sus células

El ritmo acelerado que ha tomado la investigación sobre el antienvejecimiento en los últimos años puede demostrarse con un ejemplo. Hace apenas 55 años, el gerontólogo estadounidense Leonard Hayflick descubrió el límite de Hayflick, que lleva su nombre. Establece que todas las células sólo pueden dividirse hasta un límite numérico fijo en sus respectivas vidas antes de volverse "senescentes". Las células que se han vuelto senescentes siguen vivas, pero ya no pueden regenerarse. Las células que han alcanzado este límite de Hayflick cambian de forma y aspecto, se "arrugan". Hayflick creía que el proceso era irreversible. El científico obtuvo el reconocimiento internacional por su investigación, y hoy su conclusión es refutada: Los agentes antienvejecimiento eficaces pueden prolongar la vida activa de las células. Empiece a apoyar la salud de tus células a tiempo. Nada se interpone en el camino de una vida llena de resiliencia, energía y vitalidad.