Vitaminas, minerales y más

Vitamina D para bebés y recién nacidos: ¿Útil o no?

de Mag. Margit Weichselbraun
el 14.03.2024
¿Tiene sentido que los bebés tomen vitamina D? ¿Tiene sentido que los bebés tomen vitamina D?

La leche materna y la leche de fórmula, perfectamente adaptadas a las necesidades del bebé en crecimiento, aportan exactamente los nutrientes que éste necesita para un desarrollo óptimo. No obstante, debe prestarse especial atención a la vitamina D durante el primer año de vida del bebé amamantado o alimentado con biberón. ¿Por qué se recomienda un aporte adicional de vitamina D para los más pequeños? ¿No basta con pasar mucho tiempo al aire libre con el bebé y obtener la vitamina a través de la alimentación?

¿Por qué se recomienda un aporte adicional de vitamina D para los más pequeños?

La forma más natural de alimentar a un bebé es a través de la lactancia. Perfectamente adaptada a sus necesidades, la leche materna se adapta constantemente a las necesidades fisiológicas del bebé. No obstante, la composición de la leche materna también depende de la alimentación de la madre, y las investigaciones actuales demuestran que, por lo general, la leche materna contiene cantidades insuficientes de vitamina D. Aunque se empiecen a tomar alimentos complementarios, éstos no bastan como única fuente de vitamina D. En algunos países también se añaden pequeñas cantidades de vitamina D a la leche de fórmula, pero ni siquiera en este caso se cubren las necesidades.

¿Por qué la vitamina D ocupa un lugar especial entre las vitaminas?

La vitamina D es, como su nombre indica, una vitamina - aunque no es una vitamina en el verdadero sentido de la palabra: mientras que las vitaminas y otros micronutrientes esenciales deben obtenerse de nuestra dieta, nuestro cuerpo puede producir vitamina D por sí mismo con la ayuda de la luz solar (óptima en Europa Central sólo de abril a septiembre, entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde).

¿Cómo actúa la vitamina D?

La vitamina D desempeña importantes funciones clave en el cuerpo humano. Esto se deduce, entre otras cosas, de los numerosos descubrimientos de los últimos años, que demuestran que casi todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo tienen sus propios puntos de anclaje de vitamina D. Sin embargo, la función más conocida de la vitamina D es la de vitamina ósea. La vitamina D contribuye a la absorción y utilización normales del calcio y el fósforo, por lo que desempeña un papel decisivo en el mantenimiento de los huesos. Por tanto, un aporte adecuado de vitamina D es importante para el crecimiento y desarrollo normales del sistema óseo, incluso en los niños más pequeños. La vitamina D también es importante para la eficacia inmunológica, ya que contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Ingesta y dosificación

¿Cuándo hay que empezar a dar vitamina D al bebé?

Los recién nacidos y los bebés necesitan vitamina D desde el primer día. Al mismo tiempo, la sensible piel del bebé debe protegerse de la luz solar directa, por lo que no debe exponerse al sol para favorecer la producción de vitamina D.

¿Cuánta vitamina D necesita mi bebé?

La Sociedad Alemana de Pediatría y Medicina del Adolescente (DGKJ) recomienda la administración de suplementos de 400 a 500 U.I. (10-12,5 µg) de vitamina D al día poco después del nacimiento. Según la DGKJ, esta recomendación se aplica hasta el segundo verano del niño.

¿Es posible una sobredosis de vitamina D?

Si sigue las recomendaciones, no debe preocuparse por el exceso de vitamina D. La cantidad total ingerida se refiere a la ingesta de vitamina D a través de los alimentos, los suplementos de vitamina D y los productos enriquecidos. Por lo tanto, con la suplementación recomendada de 10 a 12,5 µg al día, no hay riesgo de sobreabastecimiento para los bebés.

Olvidar la vitamina D para el bebé, ¿es malo?

Sobre todo en los primeros días, puede ocurrir que te olvides de darle vitamina D a tu bebé. Si esto no ocurre siempre, no pasa nada. Sin embargo, si ocurre, no debes darle al bebé una dosis doble, sino continuar con la dosis normal. Si se ha olvidado durante un periodo de tiempo más largo, es aconsejable consultar al pediatra que trata al niño, que puede decidir si es aconsejable una dosis mayor para recuperar los niveles olvidados.

Vitamina D para bebés: ¿gotas o comprimidos?

La vitamina D está disponible en forma líquida, en cápsulas o en comprimidos. Suelen recomendarse las aplicaciones líquidas, pero no siempre es fácil colocar la gota de vitamina D en la boca del bebé. Sin embargo, si la gota se coloca primero en una cuchara, chupete o tetina, es más fácil que llegue a su destino. Aunque también existen comprimidos o cápsulas para niños, en general no se recomiendan debido a la imposibilidad de tragarlos y a las posibles dificultades para administrar polvos disueltos. No obstante, si se decide por los comprimidos disueltos o las cápsulas abiertas, deberá prestar atención a los posibles aditivos y a su compatibilidad.

biogena-line
Junior Vitamin D3
Gotas de vitamina D para niños que favorecen un crecimiento sano, un desarrollo óseo saludable y el funcionamiento normal del sistema inmunitario
Gotas de vitamina D Junior para niños y bebés en forma líquida
12,90 €
Junior Vitamin D3 Tropfen

¿Durante cuánto tiempo se debe administrar vitamina D a los bebés?

El tiempo durante el que los bebés deben tomar vitamina D depende de cuándo haya nacido el bebé. Si el bebé ha nacido entre mayo y septiembre, debe recibir suplementos durante 12 meses. Si el bebé nació en otoño o invierno, es decir, entre septiembre y abril, la suplementación con vitamina D debe prolongarse hasta que el bebé alcance el segundo verano. Por tanto, en función de la época de nacimiento, se recomienda una duración de 1-1,5 años.

¿Puede ser útil tomar suplementos de vitamina D después del primer año de vida?

El aporte de vitamina D depende menos de la nutrición que de la propia producción del organismo con ayuda de la luz solar. Sin embargo, en nuestras latitudes, la producción propia de vitamina D del cuerpo se paraliza casi por completo en la estación oscura y el sol también está demasiado bajo para una síntesis eficiente en las horas de la mañana y de la tarde. Otros factores (por ejemplo, la protección solar o el tipo de piel) también interfieren en la producción propia del organismo, por lo que merece la pena plantearse dar a los niños un suplemento de vitamina D a partir del año de edad, sobre todo en los meses más oscuros del año. Pida consejo y hágase determinar su nivel de vitamina D si es necesario.

¿Y qué más hay que tener en cuenta con los suplementos de vitamina D para bebés?

La calidad de los productos suele preocupar especialmente a los padres, sobre todo cuando se trata de los más pequeños. Pero, ¿en qué hay que fijarse?

¿Qué comprimidos o cápsulas de vitamina D para bebés?

Aunque en el mercado existen comprimidos o cápsulas para niños y bebés, en general no se recomiendan debido a la imposibilidad de tragarlos y a las posibles dificultades para administrar los polvos disueltos. Sin embargo, si se decide por los comprimidos disueltos o las cápsulas abiertas, debe prestar atención a los posibles aditivos y a su compatibilidad.

Merece la pena echar un vistazo a la composición del producto. Las cápsulas que no contienen aditivos tecnológicos deberían preferirse a los comprimidos con muchos aditivos innecesarios. En cualquier caso, los productos en forma líquida son más fáciles de usar y más recomendables.

¿Qué gotas de vitamina D para bebés?

También debe procurarse que las aplicaciones líquidas contengan el menor número posible de aditivos. Deben evitarse por completo los productos que contengan alcohol. Los preparados líquidos a base de aceites de alta calidad, como el aceite de girasol, que se caracteriza por un agradable sabor neutro, son ideales.

biogena-line
Junior Vitamin D3
Gotas de vitamina D para niños que favorecen un crecimiento sano, un desarrollo óseo saludable y el funcionamiento normal del sistema inmunitario
El producto
12,90 €
Junior Vitamin D3 Tropfen

¿Por qué se suspende la suplementación al cabo de un año? ¿Cuál es nuestra recomendación?

En la actualidad, las recomendaciones oficiales de la DGKJ sólo prevén la administración general de suplementos de vitamina D a los bebés hasta el segundo verano. El motivo se explica rápidamente: las recomendaciones sanitarias relativas a la administración de suplementos que afectan a todo un grupo de edad sólo se hacen si existe una indicación clara. En el caso de la vitamina D, la indicación clara en los primeros meses de vida sería la salud ósea, ya que la vitamina D es necesaria para el crecimiento normal y el desarrollo óseo de los niños.

Dado que la producción de vitamina D, tan esencial para el equilibrio de esta vitamina, es insuficiente en nuestras latitudes en invierno y no es posible cubrir las necesidades a través de la alimentación, merecería la pena considerar la administración de suplementos en los meses más oscuros del año para mantener unos niveles saludables de vitamina D en los niños.

¿Combinar vitamina D y K para los bebés?

Dado que los recién nacidos no tienen reservas suficientes de vitamina K, en Austria se recomienda su administración desde hace muchos años. Mientras que la administración de suplementos de vitamina D es responsabilidad de los padres, la administración de vitamina K es responsabilidad del pediatra responsable. A los bebés sanos nacidos a su tiempo y a los prematuros alimentados por vía oral se les administra vitamina K tres veces: normalmente poco después del nacimiento, entre el 4º y 6º día y a la edad de 4 a 6 semanas. Otros métodos de profilaxis con vitamina K, como la administración diaria de dosis bajas o la administración semanal durante los primeros meses de vida, no han demostrado su eficacia y no se recomiendan.

Conclusión: Los bebés necesitan vitamina D desde el primer día, ya que no pueden producir por sí mismos cantidades suficientes de vitamina D, ni su sensible piel debe exponerse a la luz solar directa durante el primer año de su vida - y los alimentos infantiles y la leche materna también contienen muy poca. Por eso, se aconseja a los padres que suplementen la vitamina D de sus bebés hasta el segundo verano.

¿Quiere saber más sobre la vitamina D?

Aquí ofrecemos un resumen y consejos sobre la vitamina D. Todo sobre la vitamina D.

 

FAQ

Debido al crecimiento del esqueleto, un buen aporte de vitamina D es especialmente importante para los bebés, ya que la vitamina D contribuye a la absorción/utilización normal del calcio y el fósforo. Dado que la leche de fórmula y, por regla general, la leche materna sólo contienen cantidades insuficientes de vitamina D, se recomienda sin duda un suplemento diario de vitamina D para los más pequeños.

La Sociedad Alemana de Pediatría y Medicina del Adolescente (DGKJ) recomienda suministrar a los bebés, tanto alimentados con biberón como con leche materna, vitamina D3 adicional todos los días hasta el segundo verano. No importa a qué hora del día se administre la vitamina: lo principal es acordarse de tomarla todos los días.

La Comisión de Nutrición de la Sociedad Alemana de Pediatría y Medicina del Adolescente (DGKJ) recomienda la administración de suplementos de 400-500 U.I. (10-12,5 µg) de vitamina D3 al día para los bebés.

Sí, porque los bebés sólo desarrollan la capacidad de producir vitamina D con el tiempo. Además, su piel especialmente sensible no debe exponerse a la luz solar directa.

La Sociedad Alemana de Pediatría y Medicina del Adolescente (DGKJ) recomienda suministrar diariamente entre 400 y 500 UI adicionales de vitamina D no sólo a los bebés alimentados con biberón, sino también a los amamantados.

Referencias:

Reinehr, T. et al. 2018. Vitamin-D-Supplementierung jenseits des zweiten Lebensjahres. Gemeinsame Stellungnahme der Ernährungskommission der Deutschen Gesellschaft für Kinder und Jugendmedizin (DGKJ e. V.) und der Deutschen Gesellschaft für Kinderendokrinologie und Diabetologie (DGKED e. V.). Monatsschr Kinderheilkd. 166:814–22.

Mansur, J. L. 2018. [Vitamin D in pediatrics, pregnancy and lactation.] Arch Argent Pediatr. 116(4):286–90.

Kramer, C. K. et al. 2016. The persistence of maternal vitamin D deficiency and insufficiency during pregnancy and lactation irrespective of season and supplementation. Clin Endocrinol (Oxf). 84(5):680–6.

Neth, C. 2017. Warum Säuglinge zusätzlich Vitamin D bekommen. PTA heute. https://www.ptaheute.de/aktuelles/2020/08/23/darum-bekommen-saeuglinge-zusaetzlich-vitamin-d (Stand 05/2021)

Zwiauer, K. 2017. Vitamin-K-Prophylaxe bei Neugeborenen – Update 2013. Pädiatrie & Pädologie. Ausgabe 2/2017.

Más artículos
El sistema inmunitario de los niños
Por qué el sistema inmunitario aprende de los daños y qué papel desempeñan los micronutrientes: ¿Qué tienen en común el sistema inmunitario y los niños? Ambos tienen todavía mucho que aprender. Mientras los niños exploran el mundo jugando...
Vitamina D en el embarazo
Todo el mundo habla de la vitamina D desde hace años y su relevancia no se detiene en el embarazo. Pero, ¿por qué la vitamina D también es importante para las futuras madres, cuáles son las necesidades durante el emberazo y qué hay que tener...
Todo sobre el magnesio: para que sirve, necesidades diarias y uso
Todo sobre el magnesio: para que sirve, necesidades diarias y uso
Nuestro cuerpo necesita el magnesio para muchas funciones diferentes. Por lo tanto, debe ingerirse en cantidades suficientes a través de la dieta. En este artículo aprenderás todo sobre el magnesio: sus efectos y aplicación, requerimientos...