La Vida

Menopausia: hormonas y su trayectoria

Camilla Freinek Camilla Freinek
de Camilla Freinek, BSc MSc
el 13.10.2023

Las hormonas sexuales no pasan desapercibidas. El resto de hormonas suelen realizar sus tareas de forma inadvertida, pero a las hormonas sexuales les gusta ir de divas. No desaparecen con sigilo ni con la menopausia, sino que organizan un gran acto final de despedida. Por suerte, hay varias formas de sobrevivir a esta fase de sofocos con más tranquilidad.

Hormonas. Determinan nuestras vidas desde el primer instante. Estos mensajeros químicos nos hacen crecer, amar, irradiar felicidad… ¡y mucho más! En el pasado, los expertos suponían que había 200 hormonas encargadas de coordinar el cuerpo humano, pero, en la actualidad, sospechan que hay más de 1000 de estos “encargados de la vida”. Sin embargo, nuestro cuerpo solo funciona como un reloj cuando hacen lo que se supone que deben hacer. La concentración de muchas de estas sustancias mensajeras disminuye, sobre todo, en la mediana edad. No obstante, ninguna merma se hace tanto de notar como la de las hormonas sexuales.

¿Qué significa estar en la menopausia (climaterio)?

La menopausia abarca los años anteriores y posteriores al último período menstrual. Durante este tiempo, el cuerpo femenino experimenta un fuerte cambio hormonal, que se puede notar tanto a nivel físico como mental. La experiencia de la menopausia es tan diferente como lo son unas mujeres de otras. Mientras que algunas mujeres atraviesan estos cambios sin molestias y de buen humor, otras se ven envueltas en un torrente de emociones y cambios físicos desagradables.

La menopausia: así cambia su cuerpo. Y estas son las señales.

No importa que su menopausia sea del tipo tranquilo o de las que se hacen notar: si algo tienen en común todas las mujeres durante este periodo, es que el equilibrio hormonal sufre una reestructuración total. Sin embargo, este cambio hormonal no se produce de la noche a la mañana, sino que se prolonga una media de diez años. Durante su transcurso, el metabolismo también cambia: el cuerpo necesita menos calorías y la composición corporal cambia. La masa muscular adelgazante disminuye y algunas mujeres engordan más fácilmente y tienden a hacerlo a la altura del abdomen.

biogena-line
Figura: Las fases del cambio

Menopausia: las fases del cambio de un vistazo.

La premenopausia: el calentamiento

Alrededor de los cuarenta, se anuncia poco a poco el cambio que pone fin gradualmente a la fase fértil de la vida. Los ovarios empiezan a dejar de producir óvulos maduros con regularidad (es decir, durante cada ciclo). Como resultado, la ovulación y la maduración del cuerpo lúteo tampoco tienen lugar y la formación de progesterona disminuye. El nivel de estrógenos se mantiene constante durante esta etapa. Lo que sucede en el interior a menudo también se nota en el exterior.

Posibles signos:

Premenstrual:

  • Sensibilidad en los senos
  • Retención de líquidos
  • Cambios de humor
  • Jaqueca

Alteraciones del ciclo (p. ej., ciclos más largos o más cortos, sangrado más abundante)

La perimenopausia: la fase de sofocos

Duranteeste punto álgido de la menopausia, las cosas se calientan, literalmente. A medida que los óvulos van madurando con menos frecuencia, la producción de estrógenos también comienza a colapsar. Para compensar el déficit hormonal, el cerebro libera más cantidad de determinadas sustancias mensajeras (FSH y LH) con el objetivo de estimular los ovarios para reanudar su producción hormonal original. Sin embargo, mientras que las concentraciones de FSH y LH aumentan, los niveles de estrógeno continúan disminuyendo. La interacción fluctuante entre las hormonas sexuales y las sustancias mensajeras provoca, en última instancia, los signos clásicos de la menopausia. En promedio, las mujeres tienen 47 años al comienzo de la perimenopausia, periodo que finaliza unos cuatro años más tarde.

Posibles signos:

Síntomas de la menopausia

  • Sofocos, rubor
  • Sudoración, sudores nocturnos
  • Problemas de sueño
  • Cambios de humor
  • Mal humor

Alteraciones del ciclo (p. ej., sangrado entre periodos, manchado, interrupciones muy largas o muy cortas)

La menopausia

En algún momento de la vida, toda mujer alcanza una edad en la que la reserva ovárica se encamina hacia su fin y la ovulación se detiene por completo. El último período menstrual, que sucede en promedio a los 51 años, se llama menopausia. Sin embargo, las mujeres solo lo saben transcurrido un año desde la última menstruación. En este momento, el cuerpo ya se ha estabilizado en un nuevo nivel hormonal.

La posmenopausia: el gran final

Doce meses después de la última menstruación, comienza la fase final del cambio, durante la que el equilibrio hormonal femenino vuelve poco a poco a la normalidad. Muchas mujeres experimentan una mejoría de los síntomas clásicos de la menopausia cuando el metabolismo hormonal se calma. Por otro lado, el bajo nivel de estrógenos puede causar nuevas molestias.

Posibles signos:

Posmenopausia

  • Problemas de sueño
  • Fatiga, desgana
  • Mal humor
  • Disminución de la libido
  • Mucosas secas y envejecimiento de la piel
  • Adelgazamiento del cabello 

Menopausia: ¿también es cosa de hombres?

Alrededor de los 40 años, los niveles de testosterona de los hombres también comienzan a disminuir lentamente. A diferencia de las mujeres, donde el nivel de hormonas sexuales disminuye por etapas, la andropausia o “menopausia masculina” se desarrolla gradualmente a lo largo de los años. Dado que el cuerpo masculino puede adaptarse mejor al nivel hormonal respectivo, la andropausia se hace notar más lentamente y con menos intensidad. Alrededor de la mitad de los hombres no siente los efectos de la menopausia masculina. Además, “el sexo fuerte” a menudo tiende a ignorar, ocultar o tomar menos en serio los cambios y deterioros relacionados con la edad.

Posibles signos:

  • Fatiga, desgana
  • Aumento de la grasa abdominal
  • Disminución de la fuerza y masa muscular
  • Nerviosismo
  • Disminución de la libido

7 consejos para la menopausia

1) Respaldo con micronutrientes:

las personas que atraviesan la menopausia pueden beneficiarse de una ayuda interna. Aquí es donde las vitaminas de la familia B cobran importancia. Por un lado, algunos miembros de esta familia, por ejemplo, la tiamina, influyen en el metabolismo energético y, por otro lado, vitaminas del grupo B como la niacina y la biotina también favorecen el funcionamiento normal de los nervios y la psique. En este contexto, las vitaminas B6, B5 (ácido pantoténico) y B2 son especialmente interesantes. Mientras que la vitamina B6 está involucrada en la regulación hormonal y el ácido pantoténico, en la producción y metabolismo de las hormonas esteroideas (p. ej., los estrógenos), la vitamina B2 contribuye al mantenimiento normal de las mucosas. Las vitaminas del grupo B reciben el apoyo activo del magnesio, que participa en áreas similares del cuerpo, es decir, en el metabolismo energético y nervioso, además de la psique, y contribuye, junto con las vitaminas D y K, al mantenimiento de la salud ósea.

2) Compañeros vegetales: 

ciertos extractos de plantas también son recomendables para mujeres durante el climaterio. El ñame tiene un largo historial como compañero natural durante este periodo. El extracto de ñame apoya a las mujeres durante la menopausia ayudando a reducir síntomas como los sofocos, la sudoración y la inquietud. La bufera y el lúpulo también han demostrado su eficacia en mujeres que sufren alteraciones del sueño. La bufera favorece la fase de conciliación del sueño, mientras que el lúpulo contribuye a un sueño normal.

3) ¡Precaución contra el sudor!

Si se enfrenta a sofocos y sudores, debe tener cuidado con el alcohol, las especias picantes y las bebidas calientes. Estos alimentos dilatan los vasos sanguíneos y favorecen, de este modo, la sudoración.

4) Atenuar los sofocos.

Las mujeres que rara vez hacen ejercicio tienen tres veces más probabilidad de sufrir sofocos que las practican deporte. Los deportes de resistencia (p. ej., senderismo, paseos, footing, natación), en los que el cuerpo reacciona a fluctuaciones de temperatura, son especialmente recomendables. La salud ósea, el peso y la psique también se benefician del ejercicio.

5) Equilibrio relajado:

es más fácil viviendo relajado, incluso durante el climaterio. Por lo tanto, muchas molestias (p. ej., sofocos y sudores) se eliminan con relajación. Por ejemplo, los baños aromáticos especiales, un relajante baño forestal, una breve sesión de meditación o el yoga tienen un efecto relajante. En este último caso, a las mujeres se les recomienda especialmente el llamado “yoga hormonal”.

6) Aporte de frescor. 

Las compresas frías hechas con infusiones de salvia o menta ayudan a mantener la cabeza fría en caso de accesos de sudor. Mientras que el mentol de la menta enfría el cuerpo, la salvia contrarresta la sudoración abundante.

7) Actitud positiva:

una actitud positiva hacia la vida ayuda a superar mejor la menopausia. Este etapa, llamada “change of life” o “cambio de vida” en inglés, debe tomarse como una oportunidad para reflexionar y, si es necesario, replantearse las prioridades vitales. Las necesidades de otras personas (niños, parejas, compañeros de trabajo, etc.) a menudo han estado en primer plano durante muchos años, así que el climaterio puede ser una invitación para desarrollar una especie de “egoísmo saludable”. Si la menopausia, con todas sus facetas, se acepta como un proceso natural, en muchos casos dejará de percibirse como algo tan extraño.

Literatura a petición del autor.

biogena-line
Nutrifem Agnubalance®

Para el equilibrio hormonal de las mujeres

  • Apoyo nutricional para los síntomas de la menopausia, como los sofocos, la sudoración o la inquietud
  • Para el suministro específico de extractos vegetales de ñame, hinojo, lúpulo, soja y pimienta de monje
  • Para el equilibrio hormonal y el bienestar de las mujeres en edad fértil
Agnubalance®
30,90 €
Nutrifem Agnubalance®
Más artículos
En busca de la libido
En busca de la libido: Inapetencia sexual en la mujer y el hombre
Natalia y Ricardo estaban en una nube. Hacía poco que se habían conocido por medio de amigos en común y apenas podían quitarse las manos de encima, pero, entonces, llegó la rutina y el fuego de la pasión se apagó. ¿Es el fin del mundo? En...
Duerme mejor con estas estrategias y consejos para un buen descanso nocturno
¿No consigues conciliar el sueño por la noche y te pasas horas dando vueltas en la cama? Si ya te conoces todas las ovejas del rebaño, igual ha llegado la hora de buscar las estrategias adecuadas para poner fin a esta situación. Pero, ¿cómo...
Intolerancia a la histamina: Cómo reconocer la intolerancia a la histamina y qué se puede hacer
¿Gotea la nariz después de una copa de vino tinto? Lo que parece una alergia podría ser una intolerancia a la histamina – más información aquí.